El aula de Danza

Muchas personas se interesan cada día más, por conocer los entresijos del mundo de la danza y las circunstancias que lo rodean. Por desgracia, Canarias carece todavía al día de hoy de un Conservatorio Oficial de Danza, por lo que nuestra sociedad no ha tenido cultura en esta materia. Poco a poco esto ha ido cambiando y cada vez se le da más importancia a la titulación de los profesores, así como a las instalaciones de los Centros donde se imparten  disciplinas de bailes.

Por ello, deseo aportar mi granito de arena y como respuesta a muchas preguntas realizadas no sólo por el alumnado del Centro de Danza o por sus padres, considero que este artículo resultará muy beneficioso para todos. Quiero esclarecer además, planteamientos erróneos que se dan como ciertos debido al desconocimiento existente por la falta de información.

En este post no sólo habrán datos técnicos, encontrarán también conclusiones de mi experiencia como pedagoga, profesora y bailarina durante casi tres décadas.

Una pregunta muy sencilla que debería formularse todo el mundo, es si la escuela a donde acude, cuenta con los permisos y las condiciones necesarias para realizar la actividad que ofrece.

Debido a la cantidad de factores a considerar- os sorprenderéis al leer el artículo completo- y basándome en el acelerado ritmo de vida que llevamos actualmente, he decidido publicarlo por secciones por dos motivos: evitar utilizar mucho tiempo y a posteriori localizar independientemente la parte que se desee.

Para que los alumnos puedan aprovechar realmente una clase de danza, el aula donde se imparte debe cumplir ineludiblemente una serie de requisitos tanto técnicos como ambientales.

Requisitos Técnicos
Son tres y por orden de importancia son los siguientes:
1- El piso
2- Los espejos
3- Las barras

Requisitos Ambientales
Se valoran como requisitos ambientales los cuatro siguientes:
1- La música
2- La intimidad
3- El orden y la limpieza
4- La luminosidad de la clase

Como profesora, incluyo un quinto aspecto muy importante para mí, que concierne al tema de El ruido. Considero fundamental este último ya que la ausencia de ruido potencia la concentración y por lo tanto favorece el aprendizaje.

Quisiera transmitir a todos los que consideran que el baile es beneficioso para el desarrollo personal y por ello practican esta maravillosa actividad que, si no se cuenta con los medios necesarios para su realización, no se obtendrán los resultados esperados, es más incluso podría resultar hasta contraproducente anatómicamente.

Para aprender a bailar es necesario tener un espacio diáfano donde los bailarines puedan desconectarse del mundo para descubrir la magia de la danza y que por supuesto, esté acondicionado para no dañar la salud de quienes la practiquen.

Indiscutiblemente doy por hecho la cualificación de quien imparte las clases, que en definitiva decidirá el trabajo a realizar. Para mí, la figura del maestro es el factor más preciado por ser quien protege al alumno ante una mala praxis o de unas instalaciones inapropiadas; “Titulación, Formación y Trayectoria del profesor”.

Creamos la categoría de Pedagogía para los requisitos del aula de danza, la cual posteriormente, utilizaremos para publicar todo lo que pueda estar relacionado pedagógicamente con el mundo de la danza. En el próximo post hablaremos del primero de los requisitos técnicos: El piso.

Anuncios