Archivo de la categoría: Personal

¡Héroes de casa!

En homenaje a esos héroes de casa que, cada día se preocupan por hacer que sus hijos tengamos una vida mejor: ¡¡feliz día del padre!!

Quien dijo que solo las mamás eran capaces de “todo” por sus hijos, se equivoca, estos intrépidos papás se han atrevido incluso con una clase de danza clásica… ¡Gracias a todos los papás que asistieron a compartir alguna de nuestras clases y por regalarnos momentos de complicidad tan divertidos como este!

Por regalarnos tanto amor al construir un cuento de hadas para nuestras vidas y hacernos sentir más importantes que verdaderas princesas… ¡¡¡Gracias Papá!!! ¡¡¡TE QUIERO!!!

Anuncios

¡Feliz Navidad!

SLPH_brand_MC_2018_outlines_VCS6

El equipo de Si los peces hablaran y el Centro de Danza Sandra Santa Cruz les desea a todos una feliz Navidad y que el 2019 esté lleno de momentos entrañables.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Tras el estupendo trabajo realizado en la escuela para Diseñar Nuestra Postal de Navidad, ¡aquí la tenemos! Indhira Viera Reyes, alumna de Predanza II, nos ayudará a felicitarles en estas fiestas.

Su rostro refleja la ilusión de ese día y su imaginación deja muy patente su ¡amor por la Danza!

Nuestro alumnado se volcó en crear “la mejor postal”, para que nuestra felicitación fuese diferente. Agradecemos su esfuerzo, así como el de padres, familiares y amigos que colaboraron tanto en la elaboración de los diseños, como con sus votos, para la elección de la postal que representaría al Centro.

En nuestro corazón, guardaremos momentos tan entrañables, como los vividos para llevar a cabo este evento, que consiguió ¡traer la navidad a la escuela! Y nos referimos como no, a momentos ¡tan emotivos! como los de este vídeo del evento.

Nos sentimos muy orgullosos de que la filosofía de la escuela se haya convertido en parte importante de nuestro alumnado y de que hoy por hoy, en nuestra escuela, ¡¡todos seamos Mucho Más Que Danza!!

Cerramos las puertas este año, esperando que el próximo las abramos cargadas de ilusión, buen trabajo, cariño y por supuesto: ¡¡Mucho Más Que Danza!! ¡¡FELIZ NAVIDAD Y VENTUROSO 2018 PARA TODOS!! Con todo nuestro amor y los mejores deseos para el año nuevo.

Les dejamos disfrutando con Andre Rieu Mein y no se pierdan Jingle Bells en el minuto 2:10.

¡¡Feliz Navidad!!

Christmas Sandra Santa Cruz-2016

De corazón, deseamos que tengan unas entrañables Navidades y un año repleto de momentos tan inolvidables, como éste maravilloso concierto navideño.

 

Reflexiones de una alumna

En el 25 Aniversario pedí a los alumnos que contestaran a dos simples preguntas donde ha quedado patente porqué somos Muchomasquedanza. Éstas fueron las respuestas de Judith Trujillo, que nos ha permitido compartir.


¿Qué significa el ballet para mí?

La respuesta a esta pregunta es difícil de expresar con palabras. Para saber lo que se siente tienes que probarlo, por eso antes que nada, invito a todo el que quiera a que lo pruebe, pero advierto que si lo pruebas, engancha. Puedo decir que para mí el ballet ha significado mucho en mi vida. Es más que un simple hobby o una manera de hacer ejercicio. El ballet me ha enseñado a luchar por lo que quiero y a no rendirme sin intentarlo. Además de ser una forma de danza, es constancia, concentración, disciplina… es dar de ti todo “y más”. Es decir, requiere una capacidad de esfuerzo por parte del que baila. No es solo tener condiciones para bailar, “sino querer bailar”. El ballet te enseña muchas cosas. A mi concretamente, aparte de lo que he ya he dicho, me ha aportado mucha seguridad en mi misma, y eso es lo que más valoro, que aunque todavía me falta mucho, prometo que antes era mucho peor. En mi boca estaban siempre las palabras “no puedo”, incluso sin intentarlo. Yo sabía o pensaba que no me iba a salir. Poco a poco he ido eliminando esa negatividad porque me ha enseñado a ser fuerte y a pensar siempre que “si los demás pueden hacerlo, ¿porque no voy a poder yo?”. Por eso, pienso que además de tener ventajas como corregir los problemas de espalda o de pies (si tu profesor está cualificado como la nuestra), de aportar buena higiene postural o simplemente aprender a bailar, divertirte y distraerte, te enseña a ser constante, a creer en ti y a no rendirte nunca. Como dije al principio, me cuesta explicar con palabras que es para mí, lo único que sé es que cuando bailo no pienso en nada, me siento libre, solo estamos la música y yo. Bailar es transmitir lo que sientes solo con tu cuerpo, sin sentirte juzgada por nada ni nadie y eso es lo que me gusta de bailar, además de todo lo que “me aporta de manera personal”.


¿Qué significa nuestra escuela para mí?

Como alumna de esta escuela, pienso que ¡no pude tener más suerte que la de haber escogido ésta! Entré con 12 años, y mi mayor miedo en aquel momento era que se rieran de mí cuando no me saliera algo. Tengo 21 años y  eso en esta escuela nunca ha sucedido.  No he conocido otras escuelas, como algunas de mis compañeras que ya han pasado por varias, por tanto no puedo decir que por experiencia propia las otras sean diferentes, pero sí que puedo decir que como ésta, no existe otra igual. Es una escuela diferente, donde no solo se trabaja el ballet como tal, sino la disciplina, el respeto y sobre todo el compañerismo. Y esto nos lo transmite nuestra profesora que a la par de tener muchísima paciencia, profesionalidad y estar muy cualificada, es muy cercana a sus alumnas, nos trata con mucho respeto y a todos como a iguales. Además de aprender ballet he aprendido muchas otras cosas, y sobre todo hemos formado un grupo con el que da gusto pasar las horas de ensayo, aunque nos quejemos del cansancio, de salir tarde algunas veces, de repetir y repetir lo mismo hasta que salga bien o casi perfecto, disfrutamos haciéndolo, nos divertimos y aprendemos. Al fin y al cabo, cuando termina el curso lo echamos de menos, para mí somos como una pequeña familia.

Judith Trujillo Reyes.


¡¡Muchísimas gracias Judith por compartir tus reflexiones con nosotros!! Sin lugar a dudas, es como abrir de par en par la puerta de la sala y permitir que todos, ¡¡entren dentro de nuestro mágico mundo!!

Me emociono cada vez que lo leo, porque veo que la niña tímida que no creía en ella, es ahora mismo una valiente luchadora, ¡además de una preciosa bailarina! Lo cual hace que me sienta doblemente orgullosa por cumplir con creces los objetivos del centro: ¡transmitir valores al alumnado y hacerlo con todo nuestro cariño!