Archivo mensual: marzo 2013

4- Elección del alto de la caja de las puntas

Y por fin, el último de los videos de la sección formativa para ayudarnos a elegir las zapatillas de puntas correctas.

Hemos hablado ya del modelo, la talla y del ancho de la zapatilla, así pues, falta mencionar solamente el alto de la caja, que aprenderemos como en ocasiones anteriores, de la mano de Aleksandra Efimova.

Encontrarán más información referente a esta sección en  Juntos, crecemos…,

Traducción del video: Elegir el alto de la caja

Ahora hablaremos del alto de la caja. En las puntas rusas, la bailarina tiene tres tipos de alto de caja para elegir: corto, medio y largo. El alto de la caja es la parte de la zapatilla que va desde la plataforma hasta la U o V.

Elegimos el alto de la caja que dé a la bailarina la sujeción adecuada sin dificultar sus movimientos. Nuestra primera elección de caja está basada en los dedos de la bailarina. A menos que la bailarina pida un alto de caja corto o largo, solemos empezar con la mediana.

Si el alto de caja es muy largo, va a ser más difícil para la bailarina subir a media punta, puede ser doloroso o incluso impedir que suba bien a las puntas. Si es muy corta, la bailarina no tendrá suficiente sujeción. Puede girársele el pie demasiado hacia delante cuando esté subida a la punta.

A veces, cuando observamos las puntas de una bailarina, notamos que la punta se ha gastado más por la parte de delante o por detrás. Esto significa que estaba subiendo demasiado hacia delante o que no estaba subida del todo a las puntas. Puede que necesite un alto de  caja más largo o más corto, o una cuña más suave o más dura.

Con el alto de caja adecuado, la bailarina está sujeta en puntos y puede girar hacia media punta sin dificultad o dolor.

Traducido por Wings Academy de Las Palmas de Gran Canaria.

Anuncios

3- Elección del ancho de las puntas

Después de elegir modelo y tallaAleksandra Efimova, nos enseña cómo elegir el ancho correcto, que es el tercer paso a tener en cuenta al comprar unas zapatillas de puntas.

Como comprobarán a continuación por el material traducido, muchos son los factores a tener en cuenta respecto al ancho de unas zapatillas de puntas. Por la morfología de mi pie, considero que la elección del ancho es prioritaria incluso a la de talla. Aunque no sea lo aconsejable, una bailarina es capaz de bailar con una punta que le quede un poco grande, pero no con una  que sea estrecha, pues el dolor es insoportable.

Traducción del video: Elegir el ancho

Ahora es momento de hablar del ancho.

El ancho de una Russian Pointe se determina generalmente por el ancho del pie de la bailarina en la zona del metatarso. La Russian Pointe intenta elegir el ancho que permita el soporte del pie con firmeza y suavidad, al mismo tiempo, sin que haya hueco y sin apretar.

Miremos estas dos zapatillas: Aunque el modelo y la talla han sido correctamente elegidos, éstas zapatillas son claramente incorrectas por el ancho. La zapatilla del pie derecho es demasiado estrecha, lo vemos porque la articulación sobresale por el lado exterior. La de la izquierda, es muy ancha, tiene hueco en un lado, lo que hará que no haya un agarre correcto cuando Ángela baile en puntas.

Para enseñar a la bailarina la presión que debe sentir, la ayudamos con una demostración en la mano o el tobillo. Ángela dame tu mano e imagínate que tu mano es el pie dentro de la zapatilla. Lo que necesitas sentir es firmeza y ajuste sin dolor o presión.

Ahora subamos a las puntas y comprobemos la presión alrededor de la caja. La bailarina debería sentir el suelo sin hundirse en la plataforma, esto indica que la elección del modelo es correcto. La zapatilla sujeta en el pie, indicaría que el tamaño es correcto. Ella debería sentirse elevada y sujeta pero no debería sentir presión en la caja, lo que significa que hemos elegido el ancho correcto.

Otra vez, éstas son algunas preguntas que puedes hacer a una bailarina:

  • ¿Sientes el suelo?
  • ¿Te estás hundiendo en la plataforma?
  • ¿Sientes que la caja sujeta tu pie?
  • ¿Te sientes elevada y sujeta?
  • ¿Sientes dolor?

A veces usamos la imaginación para ayudar a la bailarina a entender el tipo de presión que debería sentir. Por ejemplo: le decimos que se imagine que está abrazando a un cachorrito. Quieres abrazarle fuerte para que no se escape pero no demasiado que le puedas hacer daño.

Mientras examinamos el pie de una bailarina para elegir modelo, talla y ancho, debemos tener en cuenta algunos factores que pueden afectar el ajuste.

Factores que afectan el ajuste:

Compresión del pie: los pies compresibles * o compactos se hacen más pequeños en puntas. Estas bailarinas deben usar zapatillas un poco más apretadas o utilizar almohadillas en los talones.

Juanetes: las bailarinas con juanetes suelen necesitar más espacio alrededor de la articulación del dedo gordo para evitar presión dolorosa en el juanete.

– Cunas o protectores para dedos: las almohadillas pueden afectar el ancho, la talla y la elección del modelo. Siempre aconsejamos las cunas más finas que den a la bailarina la comodidad adecuada.

Entre tallas: algunas bailarinas están entre dos tallas. Con estas bailarinas, podemos utilizar un modelo diferente o elegir una talla más grande y utilizar almohadillas para los talones y así ajustar el pie.

Diferencia de talla entre los dos pies: cuando los pies de la bailarina tienen dos tallas diferentes, elegimos la del pie más grande. Si la diferencia es mucha, la bailarina puede que tenga que comprar dos tallas.

Relación entre el modelo la talla y el ancho: por ejemplo si la bailarina elige un modelo diferente, puede que necesite otra talla o ancho.

Traducido por Wings Academy de Las Palmas de Gran Canaria.

Nota: el pie compresible parece ser bastante ancho al mirarlo, pero debido a la ausencia de músculo entre los huesos, se comprime rápidamente. Por lo que estará más cómodo en un zapato de tamaño más pequeño.

Encontrarán información referente a esta selección en el siguiente link. Y en el próximo y último artículo de esta sección, hablaremos del alto de la caja.

El Ballet de Moscú para el Día Internacional de la Danza

El  Ballet de Moscú actuará con motivo del Día Internacional de la Danza, nuevamente en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de G.C., con EL LAGO DE LOS CISNES,  el domingo 28 de abril a las 19:00 horas.

Como solistas de la compañía actuarán Cristina Terentieva, en los papeles de Odette – Odille,  Alexei Terentiev como el Príncipe Sigfrido, Rotbart será A. Shalin y el Bufón: A. Gerasimov, A. Mikheev.

  • Precio: 35 €.
  • Precio de grupo: 20 €. Se considera grupo a partir de 12 personas.

Si tienen alguna duda o   intención de hacer un grupo, pueden contactar con la productora por correo info@factoriacultural.com o llamado a los siguientes teléfonos: 971 765 622  – 871 574 293.

Cuando yo era…

Eva Yerbabuena nos ofrece Cuando yo era… en el Teatro Cuyás de Las Palmas de G.C. el 22 y 23 de marzo a las 20:30h.

Por fin regresa a Las Palmas para ofrecernos su espectáculo que en octubre tuvo que ser suspendendido debido a su embarazo.

Precio especial a escuelas de danza: 50% de descuento. Entradas entre 7:50 € y 12 €, exclusivamente para las escuelas.

La intimidad del aula de danza

Para personas introvertidas, sin lugar a dudas, el bien más preciado que puede ofrecer un aula de danza, es la intimidad de la Sala.

Si bien es verdad que un bailarín actúa en un escenario para ser visto y busca la aprobación de todos, lo hace sobre un escenario donde el público está separado de él e interpretando un papel, donde no es él mismo. Además, en su formación aprende a enfrentarse al miedo escénico, con lo cual al acabar la carrera estará preparado para afrontarlo sin problema.

Por muy raro que parezca, no debería sorprendernos cuando algunos bailarines o actores reconocen que fuera de un personaje son personas tímidas.

Hecha esta reflexión con profesionales formados en diferentes artes escénicas, pensemos ahora en alumnos de danza, que están además luchando con su propio cuerpo para conseguir que un paso se vea tal y como debe realizarse.

Hay padres que no entienden porqué no pueden verse las clases de los niños y bajo el desconocimiento, lo comparan con la natación o el fútbol, donde acuden a los entrenamientos de sus hijos. No voy a hablar de disciplinas que desconozco, ni a quitarles dificultad o importancia. Pero quiero aclarar que en ninguna de ellas se enseña, ni se exige al alumnado que además del ejercicio físico, pongan una cara u otra y que desnuden su alma durante el proceso para mostrárselo a los demás, que es realmente lo que hacemos cuando bailamos.

Las personas no exteriorizan igual sus sentimientos, pero en la intimidad todos se desinhiben más. Incluso, a puertas cerradas y entre compañeros, cuando hacemos improvisación en clase,  al principio algunos alumnos se bloquean y la mayoría tiene un sentido del ridículo tan grande que son incapaces de bailar.

No obstante y aunque sean minoría, también existen los que en su afán de protagonismo se crecen cuando les miran, sacando lo mejor de sí mismos.

Mención especial requieren las clases de Predanza, tanto en Predanza I como en Predanza II, los niños suelen responder mucho mejor a la disciplina que requiere la clase cuando no se sienten observados por sus padres, o en algunos casos superprotegidos por ellos.

Dicho todo esto, la danza ayuda a exteriorizar los sentimientos, a comunicarte gestualmente con los demás y a vencer la timidez. Los alumnos introvertidos al principio no son capaces ni de mirarse al espejo para corregirse. Poco a poco van ganado confianza y aumentando su autoestima.

Por todos estos factores, recomiendo el baile para todo el mundo, sin importar sexo o edad y me encantaría que en los colegios se impartiera la Predanza como asignatura obligatoria.