Archivo mensual: diciembre 2012

¡¡Felices Fiestas!!

Curiosamente, la última estrofa del post de navidad del año pasado decía con mis mejores deseos y sin proponerlo, hemos acabado el curso con el espectáculo Con mis mejores deseos…”, lo cual me ratifica en que desde lo más profundo de mi corazón, ese ha sido el sentimiento que me ha invadido todo el año.

Para un bailarín, nada mejor que felicitar la navidad encima de un escenario. Por ello, elegimos estas fotografías tomadas en el Teatro Guiniguada con alumnado del Centro de Danza, para desearles a todos una ¡¡Feliz Navidad!!.

Este año, pondré en mi árbol las tarjetas de navidad que le entregaron a Papá Noel en el espectáculo. Destacan la ilusión, la amistad y el reconocimiento al trabajo, algunas me han emocionado… gracias por compartirlas conmigo.

La vida, es un ir y venir de situaciones que continuamente nos ponen a prueba y depende de como pensemos, veremos el vaso medio lleno o medio vacío.  Yo soy del primer grupo, la ilusión es algo que no se puede comprar. Creo que si cada uno hace las cosas lo mejor que puede, al final, nos beneficiaremos todos y eso se nota; espero que les llegue nuestro calor.

Si algo me enamora de mi trabajo es poder transmitir lo que siento bailando. El  mundo de las emociones es fascinante, sobre todo si hablamos de aquellas acabadas de descubrir como para los más pequeños. Cada uno encuentra cosas diferentes, depende donde indague. Yo me quedo con la parte positiva, la de compartir, la de tirar al unísono desde el mismo lado, la de estar pendiente de quien necesita ayuda, olvidarte de ti mismo y enorgullecerte de los triunfos de tus compañeros como si fuesen propios, para mí eso es la danza; o la que yo practico. Personas somos veinticuatro horas al día, bailarines mientras dura una función.

Ojalá consiga transmitir a mi alumnado todo esto, porque sinceramente no creo que sean valores que sirvan sólo para bailar. Momentos como la Navidad, donde todos hacemos balance del año, son en los que merece la pena pensar que “querer es poder”… a todos los niveles.

Si no, vean lo que bailaron alumnos de Predanza II, fue mágico, consiguieron llevarnos bajo el mar. Sin más, porque a veces hace más una imagen que mil palabras, en nombre del alumnado del Centro de Danza y  en el mío propio:

¡¡Les deseamos a todos lo mejor para el 2013, brindamos por ello!!

Fotógrafo: Juan Carlos Alonso en el espectáculo: Con mis mejores deseos…”


Con mis mejores deseos…

Con mis mejores deseos… es el próximo espectáculo del Centro de Danza Sandra Santa Cruz, cuyo estreno será el 13 de diciembre a las 20:30 h. en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de G.C.

Su título expresa mi deseo: conseguir que durante las dos horas que dura el espectáculo seamos capaces de sumergirnos en un mundo de fantasía que haga volar nuestra imaginación y nos impregne de la magia de la danza.

DSC_0008

No quiero desvelar ninguna sorpresa, por eso en vez de contarles de que trata nuestro espectáculo, prefiero enseñarles las caritas de Nayra y de Nayara y les invito a que lo vivan con nosotros.

Como ya saben se ha compuesto la canción Mis cinco sentidos para esta ocasión. Lo que desconocen es que el alumnado de Predanza participa en el proyecto. Están muy ilusionados con escuchar su trabajo, por lo que voy a ofrecerles un fragmento donde podrán oírla en primicia.

Os esperamos para compartir una noche muy especial y no sólo para los más pequeños por ser su primera puesta en escena, os aseguro que gracias a nuestro Maestro de Ceremonias, Jesús Vega, pasaréis una velada inolvidable. ¡Nosotros brindamos por ello!.

La limpieza del aula de danza

Consideramos tanto el orden como la limpieza crucial en el día a día, pero si hablamos de espacios donde hay niños que utilizan fundamentalmente el suelo, entonces, ¡todavía hay que hacer mayor hincapié en ella!

En una escuela, la higiene es fundamental en todas sus instalaciones aunque no se utilicen por igual, o de que a priori, hayan zonas de mayor relevancia. Por ejemplo, la recepción es un mero acceso a vestuarios o al aula de Danza para el alumnado. Los más pequeños prácticamente no se duchan en los centros e incluso, los vestuarios, lugar de tránsito diario, no son utilizados por todos ya que algunos traen su uniforme puesto desde casa.

El lugar indiscutible donde todo el mundo extrema la higiene es el baño, quiero matizar, sin quitarle un ápice de importancia, que no todos los alumnos que asisten a clase acuden diariamente a él. Hasta en la sala, la parte más importante para nosotros, hay diferencias pues para trabajar en las barras partimos de una edad, por lo que tampoco la utilizan todos los alumnos. Pero lo que no cabe la menor duda es que, tanto el piso como los espejos son utilizados diariamente por todos los alumnos y bailarines que asisten a las escuelas en todo el mundo. Aunque cada escuela de danza tiene su propia normativa, no cabe la menor duda que: baños, espejos y piso deben estar siempre impolutos.

No se puede aprender bien, si cuando te miras al espejo para corregirte tiene huellas de manos, siluetas de espaldas pegadas o el vaho del sudor, es más, incluso pueden distraer a los bailarines. Respecto al suelo, es totalmente cuestión de higine; en cada clase nos acostamos en él para calentar y al estirar al final de la misma. Por otro lado, gran parte del trabajo de Predanza, tanto de Predanza I como de Predanza II, se desarrolla  básicamente en el suelo y no debemos olvidar, la facilidad que tienen  los niños en llevarse las manos a los ojos y a la boca, de ahí que para nosotros sea crucial su extrema limpieza.

Por este motivo, en nuestro Centro no permitimos que nadie pise la sala con zapatos y obligamos a tomar las clases de moderno y de salón con zapatos específicos de baile: sneaker, jazz, etc. Es antihigiénico utilizar simultáneamente playeras de andar por la calle para bailar.

Creo firmemente, que los profesores debemos ser los primeros en dar ejemplo  respetando y cumpliendo las normas, ya que van en beneficio del colectivo y deben ser absolutamente para todo el mundo sin excepciones, ni siquiera para nosotros.

En el siguiente post hablaremos de la intimidad.